De la autoconfianza a la empatía: las competencias interpersonales, claves para la innovación social en las or - Murcia.com

buscador de google
La formación para la asistencia a personas mayores dependientes ha sido uno de los sectores estudiados
Algunos perfiles profesionales relacionados con los cuidados tienen dificultades para acceder a formación especializada
En +RESILIENT, instituciones de 14 países europeos unen fuerzas con el fin de abordar la innovación para lograr una mayor competitividad de las pymes y estimular el desarrollo de nuevos puestos de trabajo, especialmente en el ámbito de la economía social. La Universitat Oberta de Catalunya (UOC) participa en este proyecto europeo de la mano de la investigadora Lídia Arroyo, del grupo de investigación de Género y TIC (GenTIC), del Internet Interdisciplinary Institute (IN3).
El proyecto recopila información cualitativa y cuantitativa para impulsar el cambio de las políticas regionales europeas para la integración de elementos exitosos en la nueva política de cohesión de la Unión Europea (UE). +RESILIENT ha identificado las habilidades que aseguran una perspectiva interseccional inclusiva y que son especialmente relevantes para la economía social.
Esta investigación internacional quiere ayudar a mejorar las políticas y las prácticas de las dinámicas emergentes en la innovación social a través del uso de datos abiertos y de la creación de una cadena de valor transnacional socialmente receptiva. Para ello, se estudian iniciativas existentes con el fin de adaptarlas y testearlas y con el objetivo final de capitalizarlas.
La innovación social necesita las competencias interpersonales
Para identificar las habilidades implicadas en el proceso de cambio, el estudio ha analizado las habilidades consideradas como "duras", que se acreditan mediante titulaciones específicas, y las consideradas como "blandas", vinculadas a los valores y las actitudes y requeridas a escala individual. El proyecto también ha estudiado los factores de las organizaciones para promover la innovación social y digital inclusiva. Globalmente, la muestra de estudio aglutina 366 participantes de 11 regiones y 7 países de la UE.
Entre las principales habilidades blandas identificadas como necesarias para fomentar la innovación social digital, Arroyo destaca habilidades interpersonales como la empatía, el manejo de las relaciones y los conflictos sociales, el trabajo en equipo y las habilidades comunicativas, así como la autoconfianza en las propias capacidades, el compromiso ético individual y la adaptabilidad para trabajar con personas con diferentes puntos de vista y enfoques.
En cuanto a las habilidades duras, la investigadora subraya las habilidades para gestionar y analizar adecuadamente los datos y la información para comprender el contexto social e identificar las necesidades sociales. Además, los hallazgos del estudio muestran la importancia de las habilidades interdisciplinarias y la necesidad de combinar perspectivas y capacidades de diferentes sectores y campos del conocimiento, es decir, perspectivas sociohumanísticas y tecnológicas.
Para la UE, la innovación social consiste en encontrar nuevas formas de satisfacer las necesidades sociales que no se encuentran adecuadamente cubiertas por el mercado o el sector público. Esta innovación también debe favorecer los cambios de comportamiento necesarios para resolver los grandes retos de la sociedad, capacitando a la ciudadanía y generando nuevas relaciones y modelos de colaboración.
La innovación social fue el objeto principal del pasado VI Transfer Webinar, organizado por el grupo de investigación GenTIC de la UOC en el marco de +RESILIENT. El objetivo de este seminario era transferir el conocimiento generado por el proyecto sobre temas como el potencial de las herramientas digitales para fomentar la innovación social; cómo apoyar la participación y la implicación en los procesos de innovación social, la innovación social y el turismo, así como las lecciones aprendidas sobre el papel de los poderes públicos en la promoción de la innovación social y las organizaciones con alta vocación y capacidad de respuesta social.
El equipo de investigación ha analizado los resultados globales del proyecto europeo en relación con los debates actuales sobre el futuro del trabajo y los factores organizativos necesarios para generar innovación social digital sostenible. "+RESILIENT no solo ha atendido las habilidades requeridas para la innovación social digital, sino que también ha explorado cómo tener la capacidad de movilizarlas", afirma Arroyo.
El futuro profesional del cuidado de mayores dependientes
Entre otras entidades participantes en +RESILIENT, Barcelona Activa, del Ayuntamiento de Barcelona, ha presentado conclusiones de los sectores analizados, como el servicio asistencial a personas mayores dependientes en la capital catalana. En este caso, se han estudiado los recursos para la orientación y la formación profesional de las personas que trabajan en dicho servicio. El proyecto apunta como claves la sensibilización social, la política para la mejora del sector de la economía del trabajo del cuidado, la identificación de realidades parcialmente conocidas y las tendencias futuras del sector.
Desde +RESILIENT se indica que hay perfiles profesionales relacionados con los cuidados que tienen dificultades para acceder a la educación y la formación. El equipo del proyecto señala que se necesita formación que certifique y mejore las habilidades de los cuidadores y cuidadoras y que hay que apostar por incrementar las competencias digitales de las personas que trabajan en el sector asistencial.

Si quieres realizar algún comentario sobre esta noticia a los administradores de Murcia.com, rellena el siguiente formulario:
© Murcia.com es un portal independiente, sin dependencia de organismos oficiales

source

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Subir